Turismo en León

La ciudad de León, nacida como campamento militar romano de la Legio VI Victrix hacia 29 a. C. . Importante ciudad romana que en el 717 fue conquistada por los árabes por primera vez, luego en el 987 Almanzor la volvería a arrasar. Durante el siglo X fue la ciudad más importante del reino cristiano.

La capital del Antiguo Reino de León sorprende al viajero por sus admirables monumentos históricos y artísticos, además de numerosos museos, que se integran en una moderna ciudad llena de plazas ajardinadas, parques, fuentes y amplias avenidas.

Junto al Parador nacional de San Marcos (Antiguo hospicio de peregrinos, con iglesia adosada y actualmente una de las sedes del Museo de León) a su lado vemos el actual edificio de la Junta de Castilla y León (acristalado) y el Auditorio «Ciudad de León». Cercano también el MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León) también visita obligada.

musac-703028_1280

Desde que León era una ciudad de paso en el Camino de Santiago, en la Alta Edad Media, permanece felizmente viva la tradición de dar buena acogida a los viajeros, peregrinos o no. Adentrándose en su zona antigua podemos encontrar la Catedral de Santa María de la Regla, Colegiata de San Isidoro (destaca el Panteón de los Reyes), el edificio de Botines (de Gaudí), los tres, como el parador de San Marcos o la muralla medieval (en la que destaca el Arco de la Carcel, donde se adosaba la antigua carcel y hoy archivo histórico), declarados todos Bien de Interés Cultural.

SemanaSanta2015_045

DSCN0068

También todos los edificios que rodean las Plazas históricas: Plaza Mayor, Plaza del Grano (o de Sta. María del Camino o del Mercado, donde está la iglesia del mismo nombre) y sobre todo la Plaza de de San Marcelo (o de las Palomas), donde podemos encontrar el Palacio de los Guzmanes (actual sede de la Diputación de Léon),  la Iglesia de San Marcelo, la Casa de Botines (de Gaudí), el Ayuntamiento antiguo y muy cerca el Palacio de Torreblanca (hoy Recreo Industrial).

Perderse por el «Barrio Húmedo» es regresar  a otros tiempos, en sus plazas y callejuelas disfrutamos de innumerables tabernas y mesones y degustar un anticipo de la sabrosa cocina leonesa o los vinos locales.

Recomendable en cualquier momento, pero especialmente en diversas celebraciones anuales que abarcan todos los gustos: folclóricas, religiosas, deportivas y culturales: desde la Semana Santa a las Fiestas de San Froilán, la Semana Internacional de la Trucha y concurso Gastronómico, o el Festival Internacional de Órgano, por citar sólo algunas con más tradición, que la convierten en receptora de turismo nacional e internacional.

SemanaSanta2015_068 SemanaSanta2015_071

Tanto si acude a nuestra ciudad por turismo, su destino es cualquiera de estas actividades, quiere conocer la gastronomía leonesa tiene que hacer noche o quiere disfrutar de unos días de ocio o deporte al aire libre, en nuestro hotel podrá descansar, reponer fuerzas y disfrutar de todas las comodidades que necesite con la mejor relación calidad-precio, tanto de forma individual, parejas, familias o en grupo (consúltenos tarifas especiales para grupos y oferta especial fin de semana con media pensión incluida).

Pero no todo es historia, la moderna urbe (ciento treinta mil habitantes) se ha extendido a lo largo de grandes paseos y despejadas avenidas, que hacen de ella una ciudad habitable y sosegada, con amplias zonas verdes, repartidas entre grandes parques y pequeños jardines, una invitación al paseo y el relax.

Share Button

No se admiten más comentarios